Seleccione su idioma

Carta Humanitaria y normas mínimas para la respuesta humanitaria


Introducción

Las normas esenciales describen los procesos fundamentales que permiten cumplir todas las normas mínimas de Esfera. Son una expresión práctica de los principios contenidos en la Carta Humanitaria y un elemento cardinal del derecho de las personas afectadas por un conflicto armado o un desastre a recibir una asistencia que les permita vivir con dignidad. Las normas esenciales establecen el nivel mínimo (señalado por los indicadores clave) que debe alcanzarse en las respuestas de las organizaciones humanitarias a nivel comunitario, local, nacional o internacional.

Las normas esenciales también están vinculadas a otras iniciativas importantes sobre la obligación de rendir cuentas, promoviendo así la coherencia y reforzando un compromiso común en ese ámbito. Por ejemplo, la Norma HAP 2010 de rendición de cuentas y gestión de la calidad en la labor humanitaria y las normas esenciales son en ese sentido complementarias. La norma esencial relativa al desempeño de los trabajadores humanitarios está en consonancia con el Código de buenas prácticas de People in Aid. La Guía Suficientemente Buena para Medición del Impacto y Rendición de Cuentas en las Emergencias del Emergency Capacity Building Project (ECB), el manual COMPAS Calidad del Grupo URD (Urgence-Réhabilitation-Développement) y la Red para un aprendizaje activo sobre rendición de cuentas y resultados de la acción humanitaria (ALNAP) se reflejan en particular en las normas esenciales 1 y 5. Las normas esenciales completan las normas fundacionales que figuran en las Normas mínimas para la educación: preparación, respuesta, recuperación, publicadas por la Red Interagencial para la Educación en Situaciones de Emergencia (INEE).

La importancia de las normas esenciales para todos los sectores

La norma esencial 1 reconoce que la participación de las personas afectadas por un desastre (mujeres, hombres, niñas y niños, de todas las edades), así como su capacidad y sus estrategias para sobrevivir con dignidad son parte integrante de la respuesta humanitaria. La norma esencial 2 pone de relieve que para ser eficaz una respuesta se tiene que coordinar y llevar a cabo con otras organizaciones y con las autoridades gubernamentales interesadas en una acción humanitaria imparcial.

La norma esencial 3 describe la necesidad de efectuar evaluaciones sistemáticas para comprender la naturaleza del desastre, determinar quién ha sido afectado y de qué manera, y evaluar la vulnerabilidad y las capacidades de la población. Además reconoce que es fundamental comprender las necesidades en relación con el contexto político, social, económico y ambiental y con respecto a la población en general.

Las organizaciones que cumplen la norma esencial 4 diseñan su respuesta en base a una evaluación imparcial de las necesidades, ocupándose de las necesidades insatisfechas en relación con el contexto y con la capacidad de los Estados y las personas afectadas de cubrir sus propias necesidades.

Cumplen la norma esencial 5 las organizaciones que examinan continuamente la eficacia, la calidad y la adecuación de sus respuestas. Las organizaciones adaptan sus estrategias en función de la información proveniente del seguimiento y las reacciones de las personas afectadas, e intercambian, a su vez, información sobre su desempeño. También invierten en revisiones y evaluaciones imparciales y tienen en cuenta las conclusiones formuladas para mejorar su política y sus prácticas.

La norma esencial 6 reconoce que las organizaciones humanitarias tienen la obligación frente a las personas afectadas por un desastre de emplear trabajadores humanitarios que tengan los conocimientos, las competencias, el comportamiento y las actitudes apropiados para realizar una respuesta humanitaria eficaz. Dichas organizaciones tienen, asimismo, la responsabilidad de velar por que los trabajadores humanitarios puedan desempeñarse satisfactoriamente mediante una gestión eficaz y el apoyo necesario para su bienestar emocional y físico.

Vulnerabilidad

El objetivo de Esfera es principalmente atender a las necesidades urgentes para la supervivencia de las personas afectadas por desastres o conflictos armados. Ahora bien, las normas esenciales también aportan un apoyo a la preparación para desastres y la adopción de enfoques destinados a reducir los riesgos y la vulnerabilidad en el futuro, fortalecer la capacidad e impulsar la recuperación inicial. En dichos enfoques se toma en consideración los efectos de la respuesta sobre el medio ambiente y el contexto general, así como las necesidades de las comunidades de acogida y de la población en general.

En todo el Manual, el término "vulnerable" hace referencia a las personas especialmente sensibles a los efectos de los desastres —naturales o causados por el hombre— así como a los de los conflictos armados. Las personas son o se tornan más vulnerables a los desastres debido a una combinación de factores físicos, sociales, ambientales y políticos. Pueden ser marginadas por la sociedad por motivos de etnia, edad, sexo, discapacidad, clase social o casta, afiliación política o religiosa. Una combinación de esos factores de vulnerabilidad, sumados a la inestabilidad del contexto, contribuye a que las personas sean vulnerables de distintas maneras y por diferentes razones. Las personas vulnerables, como el resto de las personas afectadas por un desastre, tienen diversas capacidades que les permiten hacer frente a un desastre y recuperarse de sus efectos. Para que la respuesta responda a las necesidades de aquellos que más la necesitan es esencial comprender bien las capacidades de las personas vulnerables y los obstáculos que deben superar para tener acceso a la asistencia humanitaria.