Seleccione su idioma

Carta Humanitaria y normas mínimas para la respuesta humanitaria


Norma 1 sobre abastecimiento de agua, saneamiento y promoción de la higiene: Elaboración y ejecución del programa

Las necesidades de la población afectada en materia abastecimiento de agua, saneamiento y promoción de la higiene son atendidas y, llegado el caso, los usuarios participan en el diseño, la gestión y el mantenimiento de las instalaciones.

Acciones clave (deben leerse juntamente con las notas de orientación)

Indicadores clave (deben leerse juntamente con las notas de orientación)

Nota de orientación

  1. Evaluación de las necesidades: es preciso determinar las prácticas de riesgo que podrían aumentar la vulnerabilidad de las personas, y ver en qué medida se puede remediar esto mediante la provisión de instalaciones de abastecimiento de agua, saneamiento y promoción de la higiene y la realización de actividades promocionales en materia de higiene. Es probable que los principales riesgos tengan que ver sobre todo con la seguridad de las personas cuando acceden a las instalaciones, la discriminación de los grupos marginados que afecta al acceso, el uso y mantenimiento de las letrinas, el no lavarse las manos con jabón u otro producto, la recogida y el almacenamiento antihigiénicos de agua, y el almacenamiento y preparación antihigiénicos de alimentos. La evaluación deberá tener en cuenta los recursos de que dispone la población, así como los conocimientos y prácticas locales para que las actividades promocionales sean eficaces, pertinentes y prácticas. En la evaluación inicial y continua es necesario considerar las normas sociales y culturales que podrían facilitar o comprometer el respeto de las buenas prácticas de higiene. Se prestará especial atención a las necesidades de las personas vulnerables. Si no es posible consultar con alguno de esos grupos, habrá que indicarlo claramente en el informe de evaluación, que se transmitirá lo antes posible (véase la norma esencial 3).