Seleccione su idioma

Carta Humanitaria y normas mínimas para la respuesta humanitaria


Norma 1 sobre gestión de desechos sólidos: Recogida y eliminación

La población afectada vive en un entorno sin desechos sólidos, lo que incluye los desechos médicos, y dispone de los medios necesarios para eliminar los desechos domésticos de manera adecuada y eficaz.


Acciones clave (deben leerse juntamente con las notas de orientación)

Indicadores clave (deben leerse juntamente con las notas de orientación)

Notas de orientación

  1. Planificación y ejecución: la eliminación de desechos sólidos se debe planificar y realizar en estrecha consulta y coordinación con la población afectada, y con las organizaciones y autoridades pertinentes. Esta actividad ha de iniciarse desde el comienzo de la respuesta, antes de que la cuestión de los desechos sólidos se convierta en un grave riesgo de salud para la población afectada. Llegado el caso, es necesario organizar campañas periódicas de limpieza en consulta con la población afectada y las autoridades locales responsables.
     
  2. Enterramiento de desechos: si los desechos deben enterrarse in situ, sea en fosos previstos para cada hogar, o bien en fosos comunes, éstos se cubrirán diariamente con una fina capa de tierra para que no atraigan a los vectores, como las moscas y los roedores, y no les sirva de área de reproducción. Si se arrojan heces o pañales de niños, éstos deberán ser cubiertos inmediatamente de tierra. Se cercarán debidamente los vertederos de desechos para evitar los accidentes e impedir el acceso de niños y animales. Se prestará atención para que los lixiviados no contaminen las aguas subterráneas.
     
  3. Tipo y cantidad de desechos: La basura en los asentamientos es muy variada en composición y volumen, según la cantidad y el tipo de actividad comercial, los alimentos básicos que se consumen y las prácticas locales de reciclaje y/o de eliminación de desechos. Se deben evaluar los efectos de los desechos sólidos en la salud de las personas y, llegado el caso, hay que tomar las medidas pertinentes. Los desechos domésticos se deben recoger en contenedores de basura para luego ser enterrados en un foso o incinerados. Si no es posible proporcionar un cubo de basura a cada hogar, se deben facilitar contenedores de basura colectivos. Se debe promover el reciclaje de desechos sólidos dentro de la comunidad, siempre que no suponga un riesgo serio para la salud. Se evitará distribuir artículos que generan gran cantidad de desechos sólidos por sus envases o por ser procesados in situ.
     
  4. Desechos médicos: Si la mala gestión de los desechos médicos es inadecuada se expone a la población, al personal sanitario y a los manipuladores de desechos al riesgo de sufrir infecciones, efectos tóxicos y lesiones. En una situación de desastre, es probable que los tipos más peligrosos de desechos sean los objetos punzocortantes y otros (vendajes de heridas, paños manchados con sangre y materia orgánica como placentas, etc.). Los diferentes tipos de desechos deben ser separados en el lugar donde se originan. Los desechos no infecciosos (papel, embalajes de plástico, sobras de comidas, etc.) se pueden eliminar como los demás residuos sólidos. Los objetos punzocortantes contaminados, especialmente las agujas y las jeringas usadas, deberán colocarse en una caja de seguridad inmediatamente después de ser empleados. Estas cajas de seguridad y otros desechos infecciosos podrán ser eliminados in situ enterrándolos, incinerándolos o mediante otros métodos seguros (véanse la norma 1 sobre prestación de servicios de salud y la nota de orientación 11).
     
  5. Desechos de los mercados: la mayoría de los desechos de los mercados pueden tratarse del mismo modo que los residuos domésticos. Los desechos de los mataderos y las pescaderías pueden requerir un tratamiento e instalaciones especiales para eliminar los residuos líquidos producidos y para que la matanza de animales se realice en condiciones higiénicas y de conformidad con las normas locales. Los desechos de los mataderos pueden eliminarse en un foso grande que se pueda cubrir, situado al lado del matadero o de la planta procesadora de pescado. La sangre y otros líquidos pueden ser trasvasados desde el matadero o la planta procesadora de pescado al foso por medio de un canal cubierto con losas (para reducir el acceso de moscas al foso). Se debe proveer agua para la limpieza.
     
  6. Descarga controlada y/o vertedero/ sanitario: La eliminación de desechos a gran escala se debe efectuar lejos del lugar; para lo cual es necesario proceder a una descarga controlada o un vertedero sanitario. Este método puede utilizarse si se dispone de espacio suficiente y si se tiene acceso a los equipos mecánicos necesarios. Lo ideal es que los desechos descargados sean cubiertos de tierra al final de cada jornada para impedir que se hurgue en la basura o evitar la reproducción de vectores.
     
  7. Bienestar del personal: todo el personal encargado de la recogida, el transporte, la eliminación y el reciclaje de los desechos sólidos deberá emplear ropa de protección, que incluya como mínimo guantes, pero idealmente de blusas, botas y máscaras protectoras. Cuando sea necesario, se le protegerá mediante vacunas contra el tétanos y la hepatitis B. Se proporcionará agua y jabón para lavarse las manos y la cara. Los miembros del personal que manipulan desechos médicos deben ser informados de los métodos correctos de almacenamiento, transporte y eliminación de esos desechos, así como de los riesgos relacionados con una mala gestión.
     
  8. Gestión de cadáveres: el manejo y/o el entierro de los cadáveres después de un desastre natural debe realizarse de manera adecuada y decorosa. En general. los equipos de rescate y recuperación, en coordinación con las organizaciones gubernamentales y las autoridades responsables, son los que se encargan de estas tareas. La inhumación de las personas fallecidas por enfermedades contagiosas también debe manejarse de acuerdo con las normas y en consulta y coordinación con las autoridades sanitarias (véanse la norma 1 sobre prestación de servicios de salud y la nota de orientación 12). Para más información sobre la forma adecuada de gestionar las inhumaciones, véase la sección Referencias y lecturas complementarias.