Seleccione su idioma

Carta Humanitaria y normas mínimas para la respuesta humanitaria


Norma 3 sobre sistemas de salud: medicamentos y suministros médicos

La población tiene acceso a un suministro continuo de medicamentos esenciales y material fungible.

Acciones clave (deben leerse juntamente con las notas de orientación)

Indicador clave: (debe leerse juntamente con las notas de orientación)

Notas de orientación

  1. Lista de medicamentos esenciales: la mayoría de los países tiene una lista establecida de medicamentos esenciales. Este documento tiene que examinarse, cuando convenga, en consulta con la autoridad sanitaria pertinente, en una etapa temprana de la respuesta, a fin de comprobar su idoneidad. Ocasionalmente, puede ser necesario modificar las listas de medicamentos esenciales, por ejemplo si hay indicios de resistencia a los antimicrobianos recomendados. Si no existe una lista actualizada, se deben seguir las directrices formuladas por la OMS, por ejemplo los modelos de listas de medicamentos esenciales de la OMS. El uso de kits preembalados debería limitarse a las fases iniciales de un desastre.
     
  2. Equipo médico: es necesario preparar cuidadosamente una lista del equipo necesario a los diferentes niveles de atención de salud. También éste debe guardar relación con la competencia que se requiere del personal.
     
  3. Gestión de medicamentos: las organizaciones tienen que establecer un sistema eficiente de gestión de medicamentos. La finalidad de dicho sistema es garantizar el uso eficiente, rentable y racional de los medicamentos de calidad y su almacenamiento, así como la eliminación correcta de los medicamentos vencidos. Dicho sistema debe abarcar las cuatro etapas clave del ciclo de gestión de los medicamentos: selección, adquisición, distribución y uso.
     
  4. Productos testigo: incluyen una lista de medicamentos esenciales o clave que se seleccionan para evaluar periódicamente el funcionamiento del sistema de gestión de medicamentos. Los artículos seleccionados como productos testigo deben corresponder a las prioridades locales de salud pública y deben estar disponibles en todo momento en los establecimientos sanitarios. Algunos ejemplos son la amoxicilina y el paracetamol.