Seleccione su idioma

Carta Humanitaria y normas mínimas para la respuesta humanitaria


Servicios de salud esenciales – norma 1 sobre salud infantil: prevención de enfermedades prevenibles por vacunación

Los niños de entre 6 meses y 15 años están inmunizados contra el sarampión y tienen acceso a los servicios regulares del Programa Ampliado de Inmunización una vez que se ha estabilizado la situación.

Acciones clave
(deben leerse juntamente con las notas de orientación)

Indicadores clave (deben leerse juntamente con las notas de orientación)

Notas de orientación

  1. Cobertura de vacunación contra el sarampión: examinar los datos pertinentes para determinar la cobertura de inmunización contra el sarampión en la población afectada. En base a este examen, determinar si la cobertura de inmunización sistemática contra el sarampión ha sido igual o superior al 90% en los 5 años precedentes y/o si en los 12 meses precedentes se ha realizado una campaña de vacunación contra el sarampión que haya alcanzado al 90% o más de los niños de entre 9 meses y 5 años. Si la cobertura de la inmunización contra el sarampión es inferior al 90%, o no se conoce, o existen dudas sobre las estimaciones de cobertura, se debe realizar una campaña de vacunación, partiendo de la hipótesis de que la cobertura es insuficiente para prevenir un brote.
     
  2. Rangos etarios para la vacunación contra el sarampión: algunos de los niños mayores pueden haber escapado a las campañas de vacunación previas y a la enfermedad misma. Estos niños siguen estando expuestos al riesgo de sarampión y pueden ser una fuente de infección para los lactantes y los niños pequeños, que corren mayor peligro de morir como consecuencia de esta enfermedad. Por esta razón se recomienda vacunar a los niños de hasta 15 años. En contextos de escasos recursos, tal vez no sea posible inmunizar a todos los niños de 6 meses a 15 años. En estos casos, se debe priorizar a los niños de 6 a 59 meses. Todos los niños del grupo de edad destinatario deben ser vacunados contra el sarampión, independientemente de su estado de inmunización previa.
     
  3. Repetir la vacunación contra el sarampión para los niños de 6 a 9 meses de edad: todos los niños de 6 a 9 meses que ya han sido vacunados contra el sarampión deben recibir una dosis adicional de la vacuna al cumplir los 9 meses, aunque es necesario dejar pasar como mínimo un mes entre las dos dosis.
     
  4. Restablecimiento del Programa Ampliado de Inmunización nacional: paralelamente a la preparación de la campaña de vacunación masiva contra el sarampión, es primordial trabajar para restablecer el Programa Ampliado de Inmunización en coordinación con las autoridades nacionales. La pronta reanudación de la labor de dicho programa no sólo protege a los niños directamente contra enfermedades tales como el sarampión, la difteria y la tos ferina, sino que tiene el valor añadido de reducir el riesgo de infecciones respiratorias.