Seleccione su idioma

Carta Humanitaria y normas mínimas para la respuesta humanitaria


Servicios de salud esenciales – norma 1 sobre salud mental: salud mental

La población tiene acceso a servicios de salud que previenen o reducen los problemas de salud mental y las incapacidades funcionales que los acompañan.

Acciones clave (deben leerse juntamente con las notas de orientación)


Indicador clave (debe leerse juntamente con las notas de orientación)

Notas de orientación

  1. Autoayuda y apoyo social en la comunidad: la autoayuda y el apoyo social en la comunidad forman un elemento clave del conjunto global de ayuda multisectorial a la salud mental y al apoyo psicosocial (véase el gráfico que sigue) (véanse la norma esencial 1el principio de protección 3, la nota de orientación 15 y el principio de protección 4, las notas de orientación 9-13). Las organizaciones del sector de salud suelen emplear o movilizar trabajadores y voluntarios comunitarios que pueden ayudar a los miembros de la comunidad, incluidos grupos marginados, a mejorar sus mecanismos de autoayuda y de apoyo social.


     
  2. Primeros auxilios psicológicos: la mejor manera de tratar la ansiedad aguda después de factores estresantes extremos (eventos traumáticos) es seguir los principios de los primeros auxilios psicológicos, los cuales suelen ser erróneamente considerados como una respuesta clínica. Más bien se trata de una respuesta humana para reconfortar a otro ser humano que sufre y puede necesitar apoyo. Abarca cuidado básico, pragmático, no intrusivo de este ser humano, centrado en escucharlo sin forzarlo a hablar, evaluar sus necesidades y preocupaciones, velar por que tenga cubiertas sus necesidades básicas, alentar a otras personas significativas a prestarle apoyo social y protegerlo de daños suplementarios. Debe evitarse el "interrogatorio psicológico" (promover que la persona exponga su trauma alentándola a contar de manera breve pero sistemática sus percepciones, pensamientos y las reacciones emocionales experimentadas durante un evento estresante reciente), ya que en el mejor de los casos es ineficaz. También debe evitarse la administración de benzodiacepinas en el tratamiento de la angustia grave, ya que pueden interferir con la recuperación natural.
     
  3. Atención básica de la salud mental: los problemas de salud mental de una persona pueden haber sido inducidos por una situación de emergencia, o ser preexistentes, o ambas cosas. Las personas con problemas graves de salud mental deberían tener acceso a una red de apoyos sociales en la comunidad y recibir tratamiento clínico por parte de los servicios de salud disponibles (por ejemplo hospitales generales, clínicas de atención primaria de salud, etc.). En general, la organización de servicios de atención clínica básica de la salud mental implica sea organizar una capacitación rápida y supervisada de miembros del personal de salud en general, sea incorporar a la clínica un profesional de salud mental. Es necesario que se disponga de antiepilépticos y psicotrópicos esenciales. Las personas que han estado recibiendo tratamiento de salud mental antes de la crisis tienen que seguir recibiendo tratamiento.
     
  4. Personas internadas en instituciones: es necesario visitar con regularidad los hospitales de salud mental y las residencias para personas con graves problemas mentales, especialmente al comienzo de la crisis, porque en ese tipo de instituciones existe un riesgo muy alto de que dichas personas sean descuidadas o sufran abusos. A lo largo de la crisis debe velarse por su seguridad, la satisfacción de sus necesidades físicas básicas (agua, alimentos, alojamiento, saneamiento y atención médica), sus derechos humanos y la prestación de atención básica psiquiátrica y psicosocial.
     
  5. Recuperación inicial: dado que durante las crisis humanitarias aumentan las tasas de una amplia gama de desórdenes mentales, es necesario realizar planes con objeto de desarrollar el sistema de salud mental para que aumente eficazmente la cobertura de tratamiento de salud mental en toda el área afectada (véase la norma esencial 4).